Estiramiento facial - Doctor Jordi Vila
576
portfolio_page-template-default,single,single-portfolio_page,postid-576,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-16.8,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive

About This Project

La cirugía de estiramiento facial (lifting facial o ritidectomía facial), es la técnica que se utiliza para tratar los signos más visibles de envejecimiento de la cara (y cuello) como son la flacidez, las arrugas cutáneas y el descolgamiento de los tejidos blandos que produce la pérdida de las líneas y ángulos faciales.

La principal de causa de estos problemas es el paso del tiempo, pero se suele agravar con algunos factores como son la exposición solar, la pérdida de elasticidad de la piel, etc.

Preoperatorio

En la primera visita se realiza una historia clínica completa, y una exploración física donde se valora la morfología facial del paciente: Estructura ósea, grado de laxitud cutánea, espesor del panículo adiposo, asimetrías, etc., y la zona cervical.

Se valora también la necesidad de intervenciones asociadas para obtener un resultado más global. La más frecuente es la blefaroplastia.

La visita se completa con una serie de fotografías estandarizadas.

Antes de la intervención se realizan unas pruebas preoperatorias generales (analítica general y electrocardiograma).

Intervención quirúrgica

La incisión de lifting se inicia en las sienes, dentro del cuero cabelludo, sigue por la línea natural del borde anterior del pabellón auricular, y hacia detrás (zona mastoidea) nuevamente por dentro del cuero cabelludo. Esta incisión se oculta al máximo para que pasado un tiempo sea prácticamente imperceptible.

Si es necesario tratar el cuello, se añade una nueva incisión submentoniana que se oculta detrás del surco natural del mentón.

A través de estas incisiones se realiza el despegamiento de la piel facial para traccionarla y eliminar el sobrante, pero el efecto duradero se consigue mediante la tracción de la musculatura facial superficial.

En la zona cervical se realiza liposucción, en ocasiones asociada a la sutura de las bandas de platisma (músculo cervical superficial).

Al terminar la intervención se colocan unos pequeños drenajes y un vendaje suave.

La intervención se realiza bajo anestesia general, y tiene una duración de tres horas y media aproximadamente.

Se trata de una intervención con 24 horas de ingreso hospitalario.

Postoperatorio

Las recomendaciones específicas al alta son realizar reposo relativo, dormir con el cabezal elevado, y aplicar hielo local.

Inicialmente puede existir cierta inflamación en la zona intervenida, sensación de acorchamiento y algunos hematomas superficiales. Todos ellos van remitiendo progresivamente y el dolor se controla con una pauta de tratamiento analgésico y antiinflamatorio.

Los puntos se retiran en Consulta a los 5-7 días. En general, los pacientes pueden reincorporarse al trabajo a los 12 días.

ATENCIÓN TELEFÓNICA INMEDIATA

¿Tienes dudas o quieres pedir cita? Ponte en contacto con nosotros sin compromiso llamando o enviando un WhatsApp al: +34 722 577 725

O pide tu CITA ONLINE rellenando este formulario



Category
cirugía plástica facial
Tags
cirugía plástica facial